Procedimientos no Invasivos

Toxína Botulinica: mediante una simple infiltración en diferentes puntos de la cara, se logra la atenuación de las arrugas y se consigue una adecuada elevación de la cola de las cejas. Es un método rápido, indoloro y sencillo. Su duración es de 4 a 6 meses.

Relleno: Para las arrugas finas de los labios, parpados, entrecejo, y para mejorar el volumen perdido de la cara se utilizan distintas sustancias de relleno, de duración y consistencia diferente, que solucionan estos defectos por un tiempo determinado.