CIRUGIA POST BARIATRICA

 

La cirugía post bariátrica se encarga de tratar el exceso de piel producido por el gran descenso de peso posterior a la cirugía bariátrica. Luego de bajar varias decenas de kilos, es notable cómo mejoran distintas patologías que estuvieron relacionadas a la obesidad, como la hipertensión, diabetes, el gran dolor en las rodillas por el peso, etc. Todas estas mejoras nos ayudan a tener una mejor calidad de vida. No obstante, la reducción de grasa produce un importante exceso de piel, que se llaman colgajos, que conspiran contra dicha calidad.

Aunque algunos presentan una gran retracción de piel, la mayoría no. El abdomen x ejemplo en algunos casos produce un pliegue en el pubis donde se junta humedad y hongos, más el peso en sí del colgajo. En los muslos el excedente de piel incomoda en la deambulación y se sienten como “chocan” las pieles de ambos. Lo mismo en los brazos o en las mamas donde la deflación puede ser muy importante.

Por suerte todo esto tiene solución. Muchos preguntan si hay alguna forma de tratarlas sin cirugía. Pero esto no es posible porque lo que sobra es mucha piel y no hay aparatología que pueda retraerla. Después de la cirugía es recomendable el uso de distintos tratamientos no quirúrgicos para mejorar el resultado.

Es muy recomendable siempre hacer ejercicio para mantener el tono muscular y la función cardiovascular, pero siempre controlando el peso, ya que para una posible cirugía un paciente debe estar estable en su peso.

En general son cirugías que requieren 1 día de internación y deambulan desde el primer día. Es aconsejable realizarlas en centros con complejidad adecuada para hacer una cirugía segura.

 

Dr. Rodolfo Cucchiani

Jefe de Servicio del Hospital Universitario Austral

www.rodolfocucchiani.com.ar